Información en tus manos

BCV: Hay más de 60 mil casas paralizadas en el país

18.10.2010 00:48

 Constructores alegan déficit de insumos y, en algunos casos, de permisología, en complejos.

Un total de 62.339 viviendas en construcción están paralizadas en el país, números que corresponden a los dos primeros trimestres de este año, según lo establece el Banco Central de Venezuela (BCV), en las cifras calculadas que reflejan el comportamiento del sector construcción en Venezuela en el 2010.

Del número total, el informe revela que 35.660 casas en construcción fueron paralizadas en el primer trimestre, mientras que en el segundo se sumaron 26.679.

La situación no es problema que pueda atribuirse a un sólo sector, pues tanto el público como el privado están inmersos en el hecho.

Según las cifras del BCV, el número total de casas cuyas construcciones están “a mitad de camino” está conformada por 40.621 correspondientes al sector privado, mientras que 21.718 pertenecen a obras desarrolladas al Gobierno nacional.

Motivado por el escenario y por la emergencia habitacional que atraviesa el país, representada con un déficit de más de dos millones de viviendas, el Ejecutivo Nacional enviará a la Asamblea Nacional el proyecto de Ley de Emergencia para la Regularización de las Tierras Urbanas para el Impulso de la Construcción de Viviendas.

Con el proyecto legislador, que se espera sea aprobado antes de que finalice el actual período del Parlamento, el Ejecutivo pretende acelerar la construcción de casas. La Ley le permitiría al Gobierno intervenir aquellas obras que estén paralizadas.

Sin embargo, los gremios relacionados con el sector vivienda, así como los propietarios de casas que ya se han iniciado pero que están paralizadas, han mostrado su preocupación.

“Qué pasará con la inicial que yo di para comprar mi apartamento en una obra que espera por un permiso y un cambio de constructor. Siento que estoy afectada con ambas acciones: la de no continuar la construcción de mi vivienda, como la de tomarla el Estado porque no avanza en su desarrollo”, asegura Soraya Mavárez, propietaria de una obra en construcción en Maracaibo, de la que exigió omitir el nombre.

“No pediremos tregua sino una actuación justa. Cada obra tiene un problema particular y es necesario evaluar todos los procesos involucrados en la construcción de un desarrollo habitacional antes de proceder a expropiaciones”, dijo —recientemente— Juan Francisco Jiménez, presidente de la Cámara Venezolana de Construcción.

“Hay diferentes motivos en la paralización de obras. Entre ellas la falta de permisología, tal como sucede en algunas obras en Maracaibo, en las que se espera un permiso del Ministerio del Ambiente.

También influye el factor representado por los materiales, pues se sabe que no se puede paralizar una obra porque hay una nómina que cancelar y un contrato que cumplir. Pero hay escasez de materiales y los que se están consiguiendo se tienen que comprar al precio que sea. Éso hace que el proceso se retrase”, asegura el presidente de la Cámara de Construcción del Zulia, Dietrich Truchsess.

El BCV revela en sus indicadores una caída de 7,3 puntos en la venta de cemento durante el segundo trimestre de este año, en comparación con el mismo trimestre del 2009.

En cuanto al suministro de cabilla, el bajón se manifiesta en un 47,7%, con la venta de 109.000 toneladas durante el segundo trimestre de 2010, mientras que a la misma fecha del año pasado la venta de este material fue de 208.000 toneladas.

Así como el cemento y la cabilla, la oferta de materiales no planos, como hierro y acero también se vio reducida con un bajón de 43,8 puntos en su venta. El granzón, arenas, gravas y otras piedras de construcción también redujeron su oferta, según las cifras del BCV.

Amparado en esas cifras, el presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, Aquiles Martini asegura que el problema se debe a que “no hay materiales”. Martini sostiene que el problema de la vivienda debe resolverse a través del diálogo entre el Ejecutivo y los gremios, a través de la coordinación de varios elementos. “Hay que llegar a acuerdos”, reflexiona. 

© 2010 Todos los derechos reservados.

Crea una web gratisWebnode