Información en tus manos

Venezuela, Colombia y México los países más violentos

18.10.2010 02:22

Una investigación realizada por el prestigioso diario español El País revela que la Ciudad Juárez, en México; Caracas, en Venezuela y Medellín, en Colombia, son las regiones más peligrosas de la región, publicó infobae.com.

Medellín, Colombia, la tierra de Pablo Escobar y de la Virgen de los Sicarios, donde las niñas de 12 años se desnudan a cambio de plata o de una lata de pegamento.

Las otras dos ciudades cuyos nombres son también sinónimo de violencia en América Latina: La mexicana Juárez y la venezolana Caracas. Las tres, marcadas por idéntico estigma, revela hoy el diario español El País.

Medellín, junto a Cali, dio cobijo hace dos décadas a uno de los carteles más poderosos de Colombia y ahora lucha por salir adelante mediante una apuesta decidida por la educación y el deporte.

Caracas es, en cambio, la violencia porque sí. Jóvenes enfrentados por cuatro calles de miseria, cadáveres amontonados en la morgue de Bello Monte, ataúdes gratuitos para los pobres, barrios en los que la Policía entregó el control a los pandilleros.

“Ciudad Juárez es eso y mucho más”, indica el matutino español. “Es un estado de sitio permanente e inútil. Miles de policías y soldados convertidos en sepultureros de lujo”.

Donde los cárteles de la droga luchan entre sí, y no sólo por los corredores hacia los Estados Unidos, sino por cada esquina, por cada plaza.

Ciudad Juárez, y por extensión el Estado de Chihuahua, gozó de gran esplendor durante los últimos 20 años. Las empresas manufactureras, y también los cárteles de la droga, supieron aprovechar la estratégica ubicación de la ciudad, justo en el centro de los 3.000 kilómetros de frontera que separan México de los Estados Unidos.

Miles de mujeres de todo el país empezaron a llegar a Juárez. Mujeres jóvenes, mujeres sin recursos, mujeres solas. En enero de 1993 empezaron a matarlas. No hay cifras exactas de la magnitud de la tragedia, pero lo que sí existe es la convicción de que las autoridades de entonces no hicieron lo necesario por investigar aquellos crímenes.

Hace unas semanas, tras el asesinato de un joven fotógrafo del Diario de Juárez, sus compañeros publicaron un editorial e imprimieron unas camisetas negras con una pregunta: “¿A quién pedir justicia?”.

Juárez, donde cada tarde los sicarios aprietan el gatillo sabiéndose inmunes a la ley -de 10.000 detenidos, solo 450 terminaron en la cárcel-.

¿A quién pedir justicia en Caracas? Donde el pasado año murieron 19.000 personas, cuya tasa de homicidios triplica la ya muy alta de Latinoamérica, y donde el caudillo Hugo Chávez despojó de competencias al alcalde porque no era de su color político.

Medellín, donde más de 1.400 personas -jóvenes la mayoría- murieron asesinadas en lo que va de año.

 

“Hoy por hoy, Juárez, Caracas y Medellín siguen hermanadas por la violencia. Pero la ciudad colombiana lucha cada mañana por convertirse en hija única de la esperanza”, indica el matutino. 

© 2010 Todos los derechos reservados.

Crea una web gratisWebnode